El 45% de las viviendas de lujo de Madrid se compran como inversión

  • La capital de España es la ciudad con mayor atractivo para el inversor nacional e internacional, con venezolanos, mexicanos y colombianos a la cabeza
  • BARNES ha consolidado su presencia en el mercado madrileño tras sólo año y medio desde que el grupo francés aterrizara en España
  • El 60% de las ventas de la oficina se cierran en el barrio de Salamanca, un 20% en Chamberí, un 10% en Justicia y otro 10% en la zona de los alrededores del Santiago Bernabéu, con precios de alrededor del millón de euros

Anna Molgó, manager de BARNES Spain en Madrid, junto a Emmanuel Virgoulay, socio fundador de BARNES Spain

Madrid, 23/11/2017
Madrid es la ciudad española que más adquisiciones inmobiliarias de lujo registra como inversión, un 45% del total. La capital de España es la ciudad con mayor atractivo para el inversor nacional e internacional, por lo que el peso del mercado inversor es equiparable al mercado de primera vivienda. Así, la demanda se concentra en propiedades con un precio que oscila entre 800 mil euros y el millón y medio de euros. Por zonas, el 60% de las ventas de la oficina se cierra en el barrio de Salamanca, un 20% en Chamberí, un 10% en Justicia y otro 10% en la zona de los alrededores del Santiago Bernabéu.

Son cifras hechas públicas ayer miércoles por Anna Molgó, manager de BARNES Spain en Madrid, en el primer encuentro con medios de comunicación en la oficina de BARNES en la capital de España (calle de Villanueva 23, esquina con Velázquez, en el barrio de Salamanca). Acompañada de Emmanuel Virgoulay, socio fundador de BARNES Spain, Molgó ha indicado que “el perfil de comprador que invierte en Madrid es, principalmente, nacional o latinoamericano (Venezuela, México, Colombia…), así como también hay inversores de Asia y Oriente Medio”.

La situación política existente en sus países de origen es una de las principales razones que los llevan a apostar por las inversiones seguras y rentables en el sector inmobiliario español como ‘valor refugio’. Así, mientras mexicanos y venezolanos buscan viviendas de 2 millones de euros o más, el inversor colombiano prefiere invertir en torno a los 600 mil euros en un pied a-terre.

A falta de obra nueva en el centro, edificios antiguos totalmente reformados
Debido a la falta de suelo para edificar nueva construcción en las zonas céntricas y de más demanda, las compras se desplazan hacia el segmento de la vivienda segunda mano reformada en pleno centro de la ciudad. Los compradores priman la ubicación por encima de la nueva construcción. De hecho, Madrid es una de las ciudades españolas donde más reformas se realizan para renovar su parqué de viviendas. Así, en 2017 los madrileños habrán gastado más de 2.000 millones de euros en reformar sus viviendas, casi un 6% más que el año pasado.

Alta demanda inmobiliaria en el mercado de lujo madrileño
Que la demanda de viviendas de lujo esté focalizada en los barrios de Salamanca, Chamberí y Justicia, zonas con una oferta limitada, supone una subida generalizada de los precios que es lógica dentro de unas condiciones normales de oferta y demanda. Además, en el segmento de lujo no existe la gran cantidad de stock por absorber por parte del mercado que sí existe en las franjas de precios medios / bajos.

En el mercado del alquiler esta tendencia al alza de los precios se ha hecho todavía más patente este año. “Hay más oferta de alquiler pero también más cara que hace un año: entre 15-19 euros por metro cuadrado al mes. Notamos un mayor dinamismo en el mercado del alquiler en el último año”, ha afirmado Anna Molgó, manager de la oficina de Madrid de BARNES Spain. La demanda es estable pero hay más oferta debido a la mayor compra de inmuebles como inversión, por lo que existe un mayor número de propietarios que posteriormente ponen en alquiler su vivienda. No obstante, eso no ha significado una bajada en la renta media sino todo lo contrario, pues el inflacionismo del sector del alquiler compensa la mayor oferta, especialmente en los barrios de Retiro, Salamanca y Chamberí.

Print Friendly, PDF & Email
Share