El Hospital Universitario Doctor Peset realiza su primer trasplante renal de donante vivo

El Hospital Universitario Doctor Peset realiza su primer trasplante renal de donante vivoValencia, 12/07/2014
El Hospital Universitario Doctor Peset ha realizado su primer trasplante renal de donante vivo a una mujer de 59 años con una poliquistosis hepato-renal, diagnosticada hace casi 30 años, que le había producido una insuficiencia renal terminal y la había obligado a iniciar diálisis en 2009.

La intervención, que se realizó el viernes pasado, transcurrió con total normalidad y la paciente evoluciona favorablemente en este hospital público valenciano. El donante, marido de la trasplantada, fue dado de alta el lunes y se encuentra en perfecto estado.

Con esta primera intervención, el Hospital Universitario Doctor Peset se convierte en el tercer centro de la Comunitat Valenciana autorizado por la conselleria de Sanitat para realizar este tipo de trasplantes, tras el Hospital Universitari i Politècnic La Fe y el Hospital General de Alicante.

Para hacer posible este primer trasplante renal de donante vivo se contó con un equipo de 20 personas en el que se incluyen urólogos, cirujanos vasculares, nefrólogos, anestesistas, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y coordinación de trasplantes.

En una primera intervención se realizó el explante del riñón izquierdo del donante por vía laparoscópica, es decir, usando técnicas mínimamente invasivas que permiten una recuperación rápida del paciente. Tras la extracción del órgano se procedió a su implante en el quirófano contiguo. En total, el proceso tuvo una duración de tres horas y exigió la completa coordinación entre los dos equipos quirúrgicos y los anestesistas.

Estamos totalmente satisfechos con este primer trasplante renal de donante vivo y con la acreditación del Hospital Universitario Doctor Peset para poder realizarlos porque ello nos permitirá ampliar las opciones de tratamiento que ofrecemos a los pacientes con enfermedad renal crónica. Se trata de un procedimiento que exige mucho compromiso por nuestra parte y por parte de donante y receptor, pero que merece la pena por sus excelentes resultados“, ha señalado la doctora Susana Sancho, coordinadora de trasplantes del Hospital Universitario Doctor Peset.

De hecho, en comparación con el trasplante renal de donante cadáver, el trasplante de donarte vivo presenta una mayor supervivencia del órgano, hecho relacionado con la calidad del injerto (el riñón se extrae de una persona totalmente sana) y con la ausencia de isquemia fría del órgano (el riñón sólo permanece entre 10 y 15 minutos sin circulación). Además, la recuperación de la función renal es inmediata, de modo que a las 24 horas del trasplante es totalmente normal.

Print Friendly, PDF & Email
Share