El nuevo RGPD elevará las sanciones máximas hasta los 20 millones de euros

El nuevo RGPD elevará las sanciones máximas hasta los 20 millones de euros

  • Ésta es una de las principales novedades del nuevo reglamento europeo, junto a otras como su ámbito de aplicación, que a partir de ahora será europeo, el ‘derecho al olvido’ y la posibilidad de realizar portabilidad de datos entre distintas plataformas
  • Así, España se pone al día en materia de protección de datos en Internet. A partir del 25 de mayo los 28 países de la Unión Europea dejarán de regirse por la Directiva 95/46 de protección de datos

La aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) ha provocado la aparición de nuevas obligaciones impuestas a la hora de tratar con datos de manera habitual, unas modificaciones que las empresas han de tener muy presentes. Y es que el nuevo RGPD elevará hasta los 20 millones de euros las sanciones máximas en los casos en los que se infrinja este nuevo reglamento, una sanción que era 600.000 euros hasta el momento. Ésta es una de las principales novedades del nuevo reglamento europeo, junto a otras como su ámbito de aplicación, que a partir de ahora será europeo, el ‘derecho al olvido’ y la posibilidad de realizar portabilidad de datos entre distintas plataformas.

Así, España se pone al día en materia de protección de datos en Internet. A partir del 25 de mayo, los 28 países de la Unión Europea dejarán de regirse por la Directiva 95/46 de protección de datos. A partir de esta semana los datos deberán ser almacenados de manera anónima, lo que significa que las compañías han de adaptar el conjunto de sus sistemas para que el archivo de estas informaciones se realice de esta forma.

“En el caso de que se dé cualquier problema de seguridad en la protección de los datos personales, se tendrá que comunicar la incidencia tanto a la Agencia Española de Protección de Datos como a los propios interesados cuando se hayan podido vulnerar derechos y libertades. En este procedimiento, el asesoramiento legal será de mucha ayuda para una correcta gestión del caso”, indica Amor Pelegrí, socia fundadora de Pelegrí Abogados.

Más allá de proporcionar a los usuarios de Internet las herramientas necesarias para preservar sus derechos online, las empresas se deben adaptar a este nuevo contexto y al tratamiento que debe realizarse de los datos que disponen sobre terceros, especialmente sobre sus clientes y sus trabajadores. Para ello, la obtención del consentimiento de la persona sobre la que se almacenan los datos será uno de los requisitos fundamentales a tener en cuenta. Así, el tratamiento de los datos a partir de ‘permisos tácitos’ ya no será suficiente, pues además se tendrá que disponer de la autorización “expresa, explícita y específica” de los interesados.

Sobre Pelegrí Abogados
El bufete de Amor Pelegrí tiene más de 30 años de experiencia a sus espaldas y está enfocado a la defensa y asesoramiento de las empresas, especialmente en el ámbito de los impagados. También cuenta con profesionales expertos en derecho civil dedicados a ayudar a sus clientes ante problemas personales o económicos, así como con colaboradores que abordan el derecho penal, especialmente la violencia de género.

Print Friendly, PDF & Email
Share