Flores: “Orihuela se convertirá en un referente con el futuro Museo Diocesano de Arte Sacro”

El conseller de Infraestructuras asiste al inicio de obras de la tercera fase de rehabilitación del palacio episcopal

– El principal objetivo de esta intervención, que supone 776.118 euros, es adecuar las salas del palacio para su nuevo uso museístico.
– El conseller asegura recuperar los edificios históricos es “invertir en futuro”.

Valencia, 09/03/2010
El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, ha asistido hoy al inicio de las obras de la tercera fase de rehabilitación del Palacio Episcopal de Orihuela. Allí ha asegurado que “estas obras, que tienen como principal fin adecuar las salas del palacio para su nuevo uso museístico, convertirán a Orihuela en un referente con el futuro Museo Diocesano de Arte Sacro”.

    Flores ha destacado que este tipo de actuaciones “demuestran el interés de la Generalitat por recuperar el patrimonio histórico” de la Comunitat. En la actualidad, la Conselleria de Infraestructuras está llevando a cabo 26 actuaciones en la provincia de Alicante con una inversión superior a los 43 millones de euros, con el propósito de potenciar los cascos antiguos de las ciudades y rehabilitar edificios singulares para dignificarlos y hacerlos más accesibles.

    El conseller ha declarado que invertir en la recuperación de edificios históricos es “invertir en futuro” adecuando una infraestructuras que suponga un referente para las nuevas generaciones y creando un nuevo reclamo turístico para la ciudad de Orihuela.

    Asimismo, ha resaltado que mediante estas acciones “contribuimos a recuperar buena parte de nuestra memoria colectiva presente. Esa es la auténtica memoria histórica que se debe fomentar y conservar”.

    Los trabajos de esta tercera fase de rehabilitación del palacio episcopal, que suponen una inversión de 776.118 euros, se centrarán en la adecuación de las salas para albergar las piezas que ocupaban el Museo de la Catedral y el Seminario.

    El conseller ha explicado que estas obras en el palacio, declarado Monumento Nacional en 1975, constituyen la fase final de un conjunto de tres actuaciones de la Generalitat en las que se han invertido más de ocho millones de euros.

    La primera fase de la restauración, con un presupuesto de 4.393.499 euros, consistió en la consolidación y reparación estructural del edificio y finalizó en junio de 2001. La segunda, concluida en 2003 y con 3.221.364 de inversión euros, fue la rehabilitación del palacio para destinarlo a sede de la exposición “La Luz de las Imágenes”.

    Por último, Flores ha hecho referencia al Plan Confianza impulsado por la Generalitat que supondrá una inversión de 79,3 millones en la comarca de la Vega Baja, siendo en 40% obras ejecutadas por la Conselleria de Infraestructuras y Transporte.  Sólo el municipio de Orihuela recibirá 17,5 millones.

Características de la obra
    La intervención de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte  en el palacio episcopal consiste en la adecuación de las salas del palacio a su nuevo uso de Museo Diocesano de Arte Sacro, dotándolas de la iluminación y de la estanqueidad necesarias para mantener la temperatura y el grado de humedad adecuados para el mantenimiento de las obras de arte que se expondrán en dichas salas.

Asimismo, se proyecta una intervención minuciosa sobre todos los elementos que se encuentren dañados, garantizando la recuperación del conjunto. El proyecto también prevé una pequeña intervención de limpieza y adecuación de la iluminación en la Sala Capitular de la Catedral, situada enfrente del palacio episcopal.

    El nivel de intervención que se va realizar sobre el edificio se realiza casi en su totalidad sobre el interior del inmueble, que se extiende a toda su extensión. En la fachada y la cubierta que se encuentran en buen estado, la intervención será puntual en la cubierta del claustro, muro con humedades y cerramiento de vidrio, recayente al río.

    Los aspectos más importantes de la intervención propuesta son los siguientes: eliminar las humedades provenientes del jardín situado junto al cauce del río Segura ejecutando un drenaje que recoja el agua y evite que penetre en el edificio; sustituir el cerramiento de vidrio de la fachada recayente al río por otro de vidrio fijo y estanco; cerrar superiormente el claustro; adecuar a instalación eléctrica para el uso de museo; y adecuar la instalación de aire acondicionado para el nuevo uso de museo, dotándola de sistema de control de la humedad.

Print Friendly, PDF & Email
Share