La Fe coordina el diseño de una APP para menores con fibrosis quística infantil

La Fe coordina el diseño de una APP para menores con fibrosis quística infantil
Valencia, 17/01/2015
Expertos de grupos de investigación, universidades y empresas de España, Italia, Noruega, Alemania, Portugal, Bélgica y Holanda, se han reunido en el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe en el primer encuentro de trabajo del proyecto europeo MyCyFAPP (Innovative Approach for Self-Management and Social Welfare of Cystic Fibrosis Patients in Europe: Development, Validation and Implementation Of a Telematics Tool), una iniciativa para personalizar el tratamiento de la fibrosis quística.

El proyecto, coordinado desde el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, cuenta con un presupuesto de más de cinco millones de euros, financiado por la Comisión Europea a través del Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020, e integra a un equipo multidisciplinar liderado por la Dra. Carmen Ribes Koninckx, jefa de sección de Gastroenterología Pediátrica del Hospital La Fe de Valencia.

El objetivo de este proyecto es el desarrollo de una aplicación para dispositivos móviles que permita a niños y niñas, padres y profesionales autoajustar la medicación a la dieta de cada día.

La fibrosis quística es una enfermedad crónica y hereditaria que afecta principalmente a los pulmones y al sistema digestivo. Se estima que la incidencia de la fibrosis quística en España es de un caso de cada 5.000 nacidos vivos, aunque uno de cada 35 habitantes son portadores sanos de la enfermedad.

Está provocada por la alteración de un gen que codifica una proteína en la superficie de las células epiteliales llamada CFTR. Su mal funcionamiento condiciona que las secreciones producidas por las células sean espesas y favorezcan la obstrucción e infección de prácticamente todos los órganos.

Aunque se sabe que el estado nutricional determina el pronóstico de la enfermedad, ya que la adecuada dosis de enzimas juega un papel muy importante en la asimilación de los nutrientes, actualmente es muy difícil ajustar la medicación a la evolución de cada caso, ya que cada paciente es único y las pautas de alimentación son muy variadas de un niño a otro, e incluso diferentes en un mismo niño según las circunstancias y los días, según ha explicado la Dra Ribes.

El proyecto incluye estudiar las dietas y hábitos alimenticios de los niños de diferentes países europeos, identificar qué alimentos o platos consumen habitualmente, para luego determinar las enzimas que necesitan para su digestión. Para ello, se cuenta con la colaboración del Instituto Universitario de Ingeniería de Alimentos de la Universitat Politècnica de València, que estudiará la digestibilidad de los alimentos habituales de las dietas de estos niños, simulando en el laboratorio las condiciones del proceso digestivo típicas de estos pacientes (Estudios de Digestión in Vitro) y desarrollará un modelo matemático que permita ajustar la situación modélica a la real.

Print Friendly, PDF & Email
Share