La iniciativa Match COVID-19 une a personal investigador de toda la Comunitat Valenciana para hacer frente a los desafíos de la pandemia

  • Gracias a Match COVID-19 se han generado 47 ideas de colaboración, que han cristalizado en 22 proyectos
  • Participan la UPV, la UA, Fisabio, el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, la UJI, la UMH, la Fundación Incliva y la delegación del CSIC en la Comunitat Valenciana

La iniciativa Match COVID-19 une a personal investigador de toda la Comunitat Valenciana para hacer frente a los desafíos de la pandemia

Valencia, 31/07/2020
Diversas instituciones valencianas de investigación pusieron en marcha el pasado mes de abril Match COVID-19, una innovadora iniciativa con el propósito de formar equipos de investigación interdisciplinares para profundizar en el conocimiento de la enfermedad y del virus SARS-CoV-2.

Creado en pleno zenit de la emergencia sanitaria causada por la enfermedad COVID-19, el propósito de Match COVID-19 era poner en contacto equipos de investigación y capacidades de laboratorio y lanzar proyectos de I+D que pudieran resolver problemas asociados a la epidemia, sumando esfuerzos y capacidades científicas y tecnológicas que, aun estando geográficamente cercanos, no son fácilmente identificables sin una acción adecuada de coordinación.

A un núcleo inicial, formado por la Universitat Politècnica de València (UPV), la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio) y el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe), se sumaron pronto la Universitat Jaume I de Castelló (UJI), la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), la Universidad de Alicante (UA), el Instituto de Investigación Sanitaria Incliva y la delegación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Comunitat Valenciana.

“Ha sido especialmente significativa la tarea de conexión de la investigación realizada en universidades y CSIC con los centros de investigación hospitalarios, ya que solo una colaboración estrecha entre ambos puede lograr la adecuada transferencia de los resultados a la práctica clínica”, han destacado los promotores de Match COVID-19.

“Esta aportación de la iniciativa es especialmente relevante, ya que ha contribuido a derribar barreras y eliminar el muro de desconocimiento existente entre los equipos de investigación clínicos y académicos”, han añadido.

La iniciativa coincidió con el lanzamiento por parte de diversas instituciones de fondos específicos para la financiación de proyectos que respondieran a los retos sanitarios y sociales causados por la epidemia: la convocatoria del Instituto de Salud Carlos III, diversas actuaciones de la Comisión Europea en investigación e innovación en respuesta al coronavirus y el Fondo Supera COVID-19, lanzado por la CRUE Universidades, el CSIC y el Banco Santander.

Ante esta oferta de financiación, se dirigieron principalmente los esfuerzos de coordinación y de formación de equipos interdisciplinares.

Tres meses, veintidós proyectos
A lo largo de tres meses de trabajo mediante una plataforma web específica, se han difundido 47 expresiones de interés para la búsqueda de socios, remitidas por investigadores e investigadoras de las instituciones participantes y que han generado 79 contactos.

“Las Oficinas de Transferencia e Innovación de las instituciones participantes han realizado una labor de identificación de equipos interesados en sumarse a las propuestas presentadas, logrando así generar nuevas conexiones y ampliando el enfoque y alcance de los proyectos ante un reto que exigía soluciones directamente aplicables”, han apuntado los impulsores e impulsoras de la iniciativa.

Así, gracias a Match COVID-19, finalmente se ha logrado crear 25 colaboraciones, de las que 22 ya han solicitado financiación o prevén hacerlo a corto plazo.

Se trata de 22 proyectos en campos tan variados como la mejora del diseño y el uso de EPIs e instalaciones clínicas, mejora de dispositivos de ventilación, desarrollo de fármacos, mejoras en la organización hospitalaria, impactos sociales de la epidemia y del confinamiento o aplicación de la ciencia de datos para el control epidemiológico, entre otros.

Moléculas antivirales e impresión 3D de ventiladores
El Instituto de Síntesis Orgánica de la Universidad de Alicante ha logrado iniciar una prometedora colaboración con el departamento de Química Física y Analítica de la Universitat Jaume I y con Fisabio para crear moléculas antivirales sencillas no citotóxicas que inhiben el desarrollo del COVID-19.

A la experiencia de síntesis del grupo alicantino se suman la capacidad de diseño computacional de la UJI, y la experiencia en análisis biológicos de Fisabio. Tanto J. M. Sansano (UA), V. Moliner (UJI) y X. López (Fisabio) se han mostrado agradecidos por la iniciativa que les ha permitido aunar sus esfuerzos para lograr una alternativa farmacológica eficaz.

Otro ejemplo viene de la mano del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, que ha logrado localizar un grupo de investigadores y tecnólogos de la Universidad Politécnica de Valencia para la producción mediante impresión 3D de ventiladores de turbina con montaje sencillo.

J.M. Alonso (IIS La Fe, Grupo de Investigación en Medicina Perioperatoria, Anestesiología y Reanimación), A. Tiseira del Instituto Universitario CMT – Motores Térmicos y P. Quintero, también del Instituto Universitario CMT – Motores Térmicos (UPV), están inmersos en una acción inicial para la validación del concepto.

“Match COVID-19 ha demostrado la versatilidad y capacidad de respuesta de las OTRIs para canalizar las necesidades de transferencia de conocimiento, en las circunstancias críticas generadas por la epidemia de COVID-19, aprovechando el potencial investigador de sus instituciones, generando sinergias y poniéndolo al servicio de la sociedad valenciana”, han concluido los promotores y promotoras de la iniciativa.

Print Friendly, PDF & Email
Share