Redes sociales en la adolescencia

  • Reflexiones sobre educación

¿Es una moda? ¿Es una forma de vida? La fiebre de las redes sociales en la adolescencia ¿es una revolución de la comunicación positiva o ausente de realismo?

Redes sociales en la adolescenciaValencia, 06/09/2014, M.A.Pérez Llopis
En educación uno de los objetivos hasta ahora, tanto de profesores como de padres, era formar a los chavales en habilidades socio-lingüísticas. Con las redes sociales esto puede comenzar a tambalearse, por no hablar del riesgo de sobrepasar la fina línea de la intimidad de cada uno como persona y sobre todo como menor. Veremos que, como todo, tiene su lado positivo y otro perjudicial.

Está claro que hemos avanzado a mejor en ciertos aspectos de la comunicación. A través de las redes sociales nos podemos comunicar con la otra parte del mundo fácilmente o contactar con personas que ya estaban ausentes en nuestras vidas, sin olvidar lo útil que es fotografiar o escanear apuntes o deberes y enviarlos por Whatsapp.

Pero también hay que contemplar que cuando nuestros adolescentes utilizan el Whatsapp, Twitter, Facebook, Instagram (en teoría no pueden hasta los 14 años), etc., en ocasiones “olvidan” las reglas ortográficas y gramaticales que han aprendido, por tanto afán de simplificar y querer crear un nuevo “código”. Al no utilizar tanto el lenguaje oral comienzan a errar en el uso de estructuras del lenguaje y a perjudicar sus habilidades sociales. Se están comunicando principalmente de forma virtual y no tan real. El lenguaje gestual, de los ojos, el contacto físico son tan importantes y enriquecedor o más que la palabra escrita.

Redes sociales en la adolescenciaLa influencia de las redes sobre la formación de su persona en un momento crucial de la vida del ahora adolescente es muy poderosa. Ellos creen tener numerosos grupos y amigos y se sienten más aceptados e integrados cuanto más seguidores tengan. Les da seguridad en su autoestima. Pero cuidado porque eso no es lo real. Pueden empezar a crearse un mundo paralelo al que los padres y educadores les intentamos transmitir. Un amigo no es algo que se añade a una lista sino algo más íntimo que el adolescente tiene que experimentar en su vida real como algo necesario e inherente a él en su formación. La amistad es algo fundamental para ellos en esta etapa, es lo más, es su referencia de acción y pensamiento.

Los padres tenemos que inculcarles unos límites y directrices que les guíen y ayuden. Igual que no educamos para que nuestros hijos salgan a la calle y hablen con cualquier desconocido, ni lleven colgados carteles en los que figuran todos sus datos personales e íntimos, ni repartan fotos a extraños para que hagan lo que quieran con ellas. Tampoco podemos permitir que tras su móvil u ordenador se refugien sus deseos, sentimientos, dudas, inquietudes propias del adolescentes en un marco no controlado de alguna forma por nosotros. Hemos de educar en la responsabilidad de su uso porque ellos se sienten en realidad libres y lideres en este contexto y tendrán que controlar y tener cuidado con las palabras ofensivas, amenazas o actitudes violentas. “Recordad chicos que todo aquello que no contaríais a vuestros padres no lo enviéis por Internet”.

Por otra parte nadie niega la enorme habilidad que tienen en el manejo tecnológico pero no están maduros ni preparados para gestionar cualquier conflicto u obstáculo que se le pueda presentar con sus iguales. Hay que orientarles en este sentido.

Y cuidado con “engancharse”; se convierten en adictos cuando su propia voluntad ya no puede ser dueña y controladora del manejo de las redes. No puede pasar sin conectarse. Se sienten perdidos, vacíos e irritables cuando están sin ellos. Han de cumplir las normas, límites y compatibilidad con los estudios que marquemos los padres. Es fundamental para que no se les vaya de las manos. Perderse sin rumbo en el mundo de las redes sociales puede trastornar el proceso de desarrollo madurativo del adolescente. ¡Al loro, padres y educadores! En el futuro lo agradeceremos.

Mª Ángeles Pérez Llopis es licenciada en Ciencias de la Educación, máster en Dificultades del Aprendizaje. En breve estará disponible su weblog sobre educación. Os mantendremos informados.

Print Friendly, PDF & Email
Share