Balance Valencia Fashion Week: la relación calidad-novedad es posible

Balance Valencia Fashion Week: la relación calidad-novedad es posibleValencia, 14/03/2014
Éxito y superación es el   sabor que ha dejado la XVI edición de  Valencia Fashion Week  con la presentación de las colecciones otoño/invierno 2014/15. Los espacios reducidos y  las puestas en escena sencillas ha reafirmado el  status que mantiene la organización situando una vez más la marca VFW  como un referente de diseño, industria y cultura. Máxima expectación generada por la abundante asistencia de medios de comunicación locales, nacionales e internacionales, y por la dosis de calidad que transmitían cada una de las colecciones. Además del público directamente relacionado con los compradores exclusivos que asaltaban hasta el último hueco para no desaprovechar la oportunidad de adentrase en el mundo de moda que ofrece la Valencia Fashion Week.

El clan de la moda valenciana apuesta por un marco en el que el espacio envuelva la pasarela en una única atmósfera y de esta forma enriquecer cada una de las colecciones. El señorial  Museo de la Ciudad fue el corazón de los desfiles por donde propuestas juveniles y creativas se han paseado confeccionando un auténtico espectáculo textil. Además esta VFW ha venido cargada de preparación donde el debate, la reflexión y el aprendizaje sobre la industria de la moda han tenido cabida en Las Naves, sede de ASMV, y gracias a la creatividad de Fernando Giner que aportó estrategias para llevar la marca y la empresa a lo más alto de la cumbre.

Los afortunados que asistieron a la pasarela valenciana: el público, la prensa y los profesionales, pudieron disfrutar de una programación que ha integrado 16 diseñadores impregnando Valencia con sus colecciones de moda para el próximo otoño/invierno. Desfiles que fortalecen el estado del diseño de autor en nuestro país.

Alex Vidal Costura y Enrique Lodares presentaron exposiciones en Els Banys de l‘Almirall y La Gallera respectivamente que fueron visitados constantemente. El recorrido por las colecciones de Alex Vidal fue un expectante viaje de distinguida moda y la exposición de Enrique Lodares adentraba en un ‘juego de damas’ ofreciendo su visión de la moda.

El silueteado vestido negro de Guillermo del Mar; escotes de vértigo que proyectan destellos dorados de Alejandro Resta y las pronunciadas formas geométricas y orgánicas de las raíces del cuerpo femenino propuestas por Patricia Adam colmaron de arte las calles de la ciudad con los EMT_Fashion shooting, máximo arte al aire libre. Original puesta en escena que ha llevado a los transeúntes a poder disfrutar de un segmento de la fashion week que ha revolucionado el centro de la ciudad.

La sede de los desfiles del Museo de la Ciudad, transportó la pasarela a un paisaje natural con la puesta en escena de tejidos de Alexis Carballosa que simulaba cantidad de aves a punto de volar. La colección de Roberto Bassi by JDYS fue la pincelada que coloreó el agua con su agua liberada llenando la pasarela de diseños en color.

La aurora boreal de Bibian Blue creo la atmósfera sensual con corsets en preciosos prints paisajistas y Eugenio Loarce rindió culto a la obra mítica ‘Lago de los cisnes’ desde el peinado hasta la última pluma.

La extravagancia era la clave de Alessandro Corsini y la música rock la puso Anillarte más metálica que nunca.

Por su parte, un sorprendente y valenciano emplazamiento, el Trinquet de Pelayo, recibía a la mujer fuerte, férrea e imperante elevada a la máxima feminidad fue puesta en marcha por la ‘Catalepsia’ de Miguel Vizcaíno,

Una mujer con carácter puede ser la más femenina de todas y ella estuvo en la colección de Gabriel Seguí por Siemprevivas con aires inequívocamente americanos que nos transportaban al cine de Tarantino. La otra propuesta que cerró la XVI edición de la VFW fue Virtudes Langa conmemorando el día de la mujer con su colección ‘First Lady’. La Sala de la Muralla del IVAM ambientó un desfile lleno de trajes con finura y elegancia que rememoran el estilo de Jacqueline Kennedy, la primera dama, utilizando como entorno la exposición de mujeres fotógrafas en la colección del museo.

Las redes sociales proporcionaron un soporte descomunal con el objetivo de poner al alcance el evento de moda. La web www.valenciafashionweek.com se convirtió en un dinamizador que irradió la inmediatez de la adrenalina pura que se vive en la pasarela.

No resulta aventurado afirmar que existen pocos lugares en nuestro planeta donde uno pueda hallar en el instante que lo desee un cóctel de auténtica moda. La XVI edición de VFW ha desafiado a estos nuevos tiempos, y sigue siendo una marca con auténtica voluntad creativa y un trampolín de talento, una pasarela rica en el presente junto al rico legado que le precede.

Print Friendly, PDF & Email
Share