II Cumbre Europea sobre asuntos Roma

Coincidiendo con el Día Internacional de Pueblo Gitano

Córdoba, 05/04/2010
Durante los próximos días 8 y 9, y coincidiendo con la celebración del Día Internacional de Pueblo Gitano, España acoge en Córdoba la II Cumbre Europea sobre asuntos Roma, donde políticos de la UE y sus distintos gobiernos, tratarán de conciliar posturas para concretar acuerdos que les comprometa con medidas destinadas a erradicar la discriminación y las desigualdades existentes entre el colectivo gitano y el resto de la sociedad. Esta no debería ser solo una Cumbre más, sino una oportunidad histórica para definir el futuro de todo un pueblo que ha sido incomprendido durante siglos, y por consiguiente, perseguido o excluido en el mejor de los casos, del devenir de las sociedades.

Haber tomado verdadera conciencia de esta necesidad, ya representa todo un paso, si verdaderamente eso es así y no se trata únicamente de una eventual moda o corriente política. Pero lo cierto es que en esta cumbre, millones de personas en toda Europa estaremos pendientes de las decisiones que se adopten en Córdoba.

Se dice que esta será la cumbre mas importante celebra por España durante su presidencia en la Unión Europea, así como también, que desea liderar este proceso de “inclusión” y desarrollo de la comunidad roma. Por otra parte, la Comisión Europea ya ha definido claramente su postura al respecto, revelando en las prioridades que encabeza sus diversos programas, la decidida voluntad de impulsar definitivamente, un verdadero proceso de normalización de comunidad Romaní dentro de todos los Estados miembro, e incluso en el de los países de futura incorporación.

A su vez la Eurocámara, en una resolución del pasado 25 de marzo (ver), solicitó de manera unánime el “análisis crítico de los errores políticos” cometidos hasta el momento en relación con la “inclusión” de la comunidad gitana., y un “compromiso político y estratégico” para que con esta segunda Cumbre, mejore sus posibilidades de desarrollo mediante las respectivas ayudas destinadas a la comunidad Romaní, haciendo especial hincapié, en la necesidad de una aplicación y supervisión “efectiva” de los fondos que reciben las administraciones locales para promover su inclusión.

Esperamos que así sea, porque nuestro futuro y supervivencia pende, tanto de esos fondos, como de la “eficacia” en su aplicación. Responsabilidad esta última, que han de asumir tanto las administraciones locales encargadas de su correcta “distribución y reparto”, como de la propia Comisión Europea, que ha de velar por la transparencia en el destino y la aplicación de esos fondos.

Lo cierto es que aparentemente “algo se está moviendo” en la dirección correcta, dentro de la Unión Europea y fuera de ella, en países como Turquía, que por vez primera se “sienta a escuchar las peticiones sus hermanos Roma” y compromete actuaciones para complacerlas (ver). Algo absolutamente insólito hasta la fecha.

Todos estos “movimientos” de unos y de otros, dibujan un paisaje de de luz y de esperanza para la comunidad roma, antes nunca visto.  Esperamos que no se trate de un gran espejismo, pues la ilusión anida ya en los millones de corazones Roma a quienes hasta el momento, había resultado imposible motivar y convencer desde instancias políticas, sobre una autentica implicación de éstas, con sus necesidades.

La inercia generada tras siglos de persecución y de exclusión, hacían muy difícil, por no decir que imposible, despertar un verdadero interés del pueblo gitano por cuanto pudiese acontecer en la Cumbre de Córdoba. Seria muy triste y lamentable que la expectación finalmente suscitada, quedase en nada tras los “fastos” del evento, y que las expectativas que han sido vertidas desde todos los frentes, fuesen reducidas a una nueva declaración de buenas intenciones, rubricada en un bonito documento por todos los presentes.

Print Friendly, PDF & Email
Share