“La cúpula del mundo” desvela la ambición del rey Alfonso X el Sabio por convertirse en emperador de la cristiandad

Última novela de Jesús Maeso de la Torre

la cupula del mundoValencia, 10/05/2010, S. Soria Silla
Jesús Maeso de la Torre ha obtenido el II Premio CajaGranada de Novela histórica con “La cúpula del mundo”, una novela que se desarrolla en la Europa oscura del Siglo XIII cuando “la ambición del rey Alfonso X el Sabio por convertirse en emperador del mundo cristiano altera el destino de una bella princesa, nacida en las brumosas tierras de Noruega, y del hombre que la ama en secreto”. Jesús Maeso afirma, con rotundidad, que un Rey, aunque sea Sabio, puede también ser un hombre malvado: “Sin duda. Aunque rey, Alfonso es un hombre. Sabio, muy erudito pero también muy ambicioso, con una tremenda ansia de poder, muy controvertido y poco conocido. Creía en la unidad de las distintas religiones, mantuvo a raya a judíos y musulmanes y perseguía el sueño de ser coronado emperador de toda la cristiandad. De alguna manera, se adelantó a la idea actual de globalización porque quiso ser el líder espiritual de judíos, musulmanes y cristianos. También se adelantó ocho siglos a la denominada Alianza de las Civilizaciones”.

Toledo, 1255. El rey Alfonso X el Sabio vive obsesionado por el sueño de ser coronado emperador de la cristiandad y, en su lucha por sumar aliados políticos a esa ambiciosa causa, concierta el matrimonio de uno de sus hermanos con la hija del rey de Noruega: la princesa Cristina. En la delegación real que viaja a las brumosas tierras del norte, donde los ritos paganos conviven con la religión oficial, se halla Beltrán Sina, el médico personal de Alfonso que debe procurar la serenidad del espíritu de la dama durante la larga y azarosa travesía que la conducirá a los brazos de un esposo al que ni siquiera conoce. Pero la traición acecha a la comitiva castellana, ya que sus enemigos son numerosos y están dispuestos a cualquier cosa para hacer naufragar las aspiraciones de Alfonso en favor de las de su contrincante, Ricardo de Cornualles, aunque eso implique poner en peligro a la culta y exquisita Cristina. La princesa de las brumas deslumbra a la austera Corte castellana pero, abatida por el temor y la nostalgia, sólo tiene un amigo en quien confiar: Beltrán, el médico de almas, su fiel consejero, su enamorado secreto. Pero mientras el rey sabio duda ante la tentadora propuesta de un atormentado monje teutón, un ofrecimiento que podría condenarlo a los ojos del papado, el joven médico tendrá que decidir entre la lealtad a su rey y la desenfrenada pasión por esa hermosa dama venida del hielo.

Jesús Maeso desvela que esta línea argumental “tiene una clara evidencia histórica. Nació cuando vi un grupo de noruegos que iba a la Colegiata de San Cosme y San Damián, dónde en un sepulcro de la princesa habían aparecido unas recetas médicas y otra de cocina. Por otra parte, la Cúpula del Mundo es uno de los sueños más delirantes de la historia de la Humanidad, como era el de elegir un Rex Mundi de las tres religiones para terminar con las guerras. Y en mis novelas trato de cuidar con todo detalle lo que llamo las perlas históricas siguiendo el secreto que me desveló Umberto Eco. Me encajan muy bien ya que cada época tiene su misterio y la Edad Media es una época en la que nadie había cruzado el umbral de la libertad. “En todas mis novelas tengo un cuidado importante para que mis personajes no se salgan del renglón que les marca la historia”.

Sevilla, 1275: Beltrán Sina, médico y antiguo bibliotecario de Alfonso X, se recupera aún de los estragos del injusto cautiverio sufrido en las crueles cárceles moras cuando su salvador y amigo, el monarca castellano, le impone un encargo inusual. Alfonso, sumido en una vejez amarga debido a las traiciones de sus seres queridos, se enfrenta ahora también al mismo Papa, quien le acusa de haber pactado con una siniestra organización, la Cúpula del Mundo, en sus ansias por ser coronado años atrás Emperador del Imperio Sacro Romano. Beltrán, que vivió de cerca aquellos trascendentales momentos, deberá redactar un memorial que dé fe de lo que realmente sucedió entonces… Es la historia del rey y su ambición, sí, pero también la de este ”médico de almas” y la del gran amor de su vida, una princesa venida de tierras frías y lejanas, los remotos fiordos de Noruega. La historia retrocede entonces veinte años, cuando Beltrán lleva una vida plácida en la corte de Toledo, apreciado por su desempeño como médico y sanador de almas, y goza de la confianza del rey y de su esposa, la maquiavélica Violante. Alfonso X, quien por su sabiduría y vocación cristiana aspira al título de emperador de oriente y occidente, busca alianzas en toda Europa que avalen su candidatura (en contra de la del otro aspirante, Ricardo de Cornualles) y para ello concierta la boda de la hija del rey Hakón de Noruega con uno de los infantes castellanos. Así, un sorprendido Beltrán, elegido para acompañar a la delegación que debe ir a buscar a la princesa Cristina -y más en particular para cuidar del ánimo de la joven y convertirse en su consejero-, se embarca hacia los brumosos fiordos, cambiando el adusto paisaje castellano por las gélidas nieves del norte. Pero en la corte del rey Hakón, donde permanecerá varios meses, también acecha el peligro, y Beltrán, que ha caído hechizado por la belleza y fragilidad de Cristina, comprende que deberá utilizar todo su ingenio para llevar a la princesa a salvo hasta Castilla…

Con innegable maestría, Jesús Maeso de la Torre nos ofrece una historia de profundos amores y grandes ambiciones, donde tanto nobles como plebeyos viven atrapados en las redes del poder y al obediencia, al tiempo que esboza un retrato espléndido de una época marcada por el secretismo y la herejía, la crueldad y el honor.

Y termina Jesús Maeso de la Torre afirmando con rotundidad que “la historia se repite porque los seres humanos cambiamos muy poco.Siempre es así. Cuando hablamos del pasado hablamos del hombre actual ya que el ser humano siempre se ha comportado igual. Los sentimientos no han cambiado”.

Sobre el autor
Jesús Maeso de la Torre nació en Úbeda, en 1949, estudió magisterio y posteriormente se licenció en Filosofía e Historia en Cádiz, donde reside actualmente y en donde ha ejercido la docencia, la investigación histórica y, desde hace algunos años, su trabajo en la Junta de Andalucía, que ha compaginado con la colaboración en revistas culturales diversas. Es autor del poemario Pisadas de Sueños (1976), pero su fama se debe sobre todo a dos novelas históricas en las que aúna la perfecta reproducción de la época con un trepidante ritmo narrativo: Al-Gazal, el viajero de los dos orientes (2000) y La piedra del Destino (2001).

Print Friendly, PDF & Email
Share