Los médicos advierten que Snapchat puede provocar dismorfia

La dismorfia corporal es un trastorno que provoca que quienes lo sufren tengan un concepto distorsionado de su propio físico que en muchas ocasiones provoca que se obsesionen acerca de ‘defectos’ -reales o imaginarios’-, hasta el extremo de impedirles llevar una vida normal

Los médicos advierten que Snapchat puede provocar dismorfia

La influencia que las redes sociales han tenido en la obsesión de las nuevas generaciones con la imagen, tanto la suya propia como la que proyectan ante el resto del mundo a través de sus perfiles virtuales, ya ha sido de sobra estudiada y documentada por sociólogos y otros expertos, pero hasta ahora no había sido abordada desde un punto de vista médico.

Un artículo publicado en la revista especializada JAMA Facial Plastic Surgery por unos investigadores de la universidad de Boston ha acuñado un nuevo término, dismorfia de Snapchat, para referirse a aquellas personas que desean recurrir a la cirugía plástica para alterar su aspecto y que se asemeje lo más posible al que lucen en los vídeos o fotografías de la app gracias al uso de los filtros. Para conseguirlo, recurrirían a infiltraciones para aumentar el tamaño de sus labios y a todo tipo de intervenciones para afinar su nariz y ampliar el tamaño de sus ojos.

Este nuevo fenómeno ha sido descrito como una “alarmante moda que cobra cada vez más fuerza” y que provoca que se difuminen la frontera entre realidad y fantasía: “La presencia dominante de estas imágenes alteradas con filtros puede pasar factura a la autoestima de cualquiera, haciendo que se sienta decepcionado por no tener un aspecto concreto en el mundo real y puede causar incluso dismorfia”.

Print Friendly, PDF & Email
Share