Medio Ambiente inicia la declaración de tres parajes naturales municipales en las provincias de Alicante y Valencia

Medio Ambiente inicia la declaración de tres parajes naturales municipales en las provincias de Alicante y Valencia

Valencia, 28/01/2019
La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha iniciado el procedimiento de declaración de tres parajes naturales municipales en las provincias de Alicante y Valencia, que ha publicado el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana.

Se trata, en concreto, del Cabo de Santa Pola en el término municipal de Santa Pola, de El Pantano en los términos municipales de Elda y Petrer y del Bosc de Ribera en el término municipal de Algemesí.

El Pantano de Elda forma parte del catálogo de zonas húmedas de la Comunitat Valenciana. Su principal valor ecológico viene dado por constituir un refugio para la fauna, especialmente de aves.

Este paraje natural municipal se halla encajonado entre la sierra Torreta-Monastil, en el término municipal de Elda y una pequeña elevación ya en el término de Petrer conocida como la Cuesta del Molino que facilita el aislamiento respecto a la autovía A-31. La vegetación del paraje es típica de las zonas húmedas y la mayor parte de la superficie del monte está ocupada por vegetación arbustiva y herbácea.

El paraje denominado Bosc de Ribera se sitúa al este del término municipal de Algemesí, en la confluencia del río Magro con el río Júcar y se encuentra en parte de la zona LIC del Riu Xúquer.

El paraje alberga un ecosistema típico de ribera tanto por la flora como por la fauna. La vegetación predominante es la propia del bosque de ribera: chopos, sauces, fresnos, olmos, carrizo, etc. Se trata de un enclave, que, debido a su ubicación, riqueza natural, riqueza florística y de comunidades vegetales, y accesibilidad, ofrece posibilidades para la realización en su entorno de actividades y estudios científicos, de educación ambiental y de turismo rural.

La Sierra y el Cabo de Santa Pola está formada por un arrecife fósil del Messiniense y se encuentra cercana al núcleo urbano de Santa Pola. Se trata de una estructura arrecifal de 147 metros sobre el nivel del mar aislada del resto de relieves circundantes (Sierra del Molar, Cabezos del Carabassí y Sierra de Colmenares).

El ámbito del paraje se caracteriza por ser un espacio de escasa altitud aunque con unas diferencias internas muy marcadas. Su vegetación es mediterránea esclerófila: la clemátide (Clematis cirrhosa), (Teucrium buxifolium subsp. rivasii), (Chaenorhinum origanifolium subsp. Crassifolium). Además el frente acantilado del cabo, dada su situación, otorga unas vistas excepcionales del paisaje de la provincia de Alicante.

En la Comunitat Valenciana existe un total de 75 parajes naturales municipales (16 en Alicante, 21 en Castellón y 38 en Valencia), con una superficie de 31.529,685 hectáreas.

Estos espacios naturales protegidos cumplen una función de conservación, regeneración y mejora de los valores naturales y culturales que han motivado su declaración, ponen en valor y uso sostenible de dichos valores, contribuyendo con ello al desarrollo sostenible del municipio en términos económicos, sociales y culturales.

Además, promueven el uso público del entorno, compatible con los objetivos de conservación, en materia de disfrute ordenado del medio, educación ambiental y estudio de los valores ambientales y culturales.

Print Friendly, PDF & Email
Share