No al “Frentismo”

No al “Frentismo”

Valencia, 17/06/2015, Mario Beltrán Pilato ([email protected])
Quizá el puesto de trabajo que me llevó a comprender mejor nuestra especial idiosincrasia como valencianos fue el de director de comunicación de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV). Acababa de dejar el diario Las Provincias.

Era el año 1989 en el que se empezaba a gestar una verdadera estrategia para desplazar al PSPV-PSOE del poder de las instituciones valencianas: La autopista Valencia-Madrid, histórica reivindicación, fue el eje elegido.

Comenzaron los contactos entre organizaciones empresariales e instituciones económicas valencianas para exigir al Gobierno socialista de la nación su construcción, apoyándose en numerosos estudios y en una realidad necesaria que no llegaba nunca: la mejora viaria entre Valencia y Madrid.

Pero la Comunidad Valenciana no ha tenido nunca un gran peso específico en la capital de España que es donde se toman las grandes decisiones. Todo ello a pesar que la valenciana era, en aquellos años, la segunda federación socialista por importancia.

Unos meses antes puede comprobar en primera persona esa falta histórica de peso de los valencianos en el centro de las decisiones. Era la segunda vez que asistía como periodista a las “citas” de varios días que el Ministerio de Economía organizaba para profesionales de las secciones de economía de toda España y en un ambiente de trabajo, pero también distendido se nos explicaban, para que luego nosotros desde nuestros respectivos medios diéramos cuenta, todos los cambios que se iban a producir en materia tributaria en el siguiente ejercicio.

Fue en el parador de Baiona (Vigo) con la asistencia de Josep Borrell como ministro de Hacienda, cuando se nos explicó a los asistentes los planes de inspección, entre otras muchas cuestiones, apareciendo la Comunidad Valenciana como la primera, tanto en número como en medios técnicos y humanos para realizar dichas inspecciones. Leer más en NCV

Print Friendly, PDF & Email
Share