"Antes de decirte adiós", aventura y suspense entre la Guerra Civil y la primavera franquista

Última novela del escritor valenciano Guillermo Galván

Valencia, 01/04/2010, S. Soria Silla
En los últimos días de marzo de 1939 un extraño y clandestino comando integrado por prisioneros de un batallón disciplinario del ejército republicano llega a Madrid con la misión de rescatar un cadáver. Ni siquiera los oficiales al mando terminan de comprender una orden tan absurda en una ciudad sitiada que da sus últimas boqueadas antes de una rendición que se vislumbra inmediata.

Veintidós años más tarde comienza la década de los sesenta en una España encerrada en sí misma, que a su pesar no puede mantenerse aislada de la corriente de la historia. Es entonces cuando Dimas Tallón, policía de la Brigada de Extranjería en Madrid e hijo desencantado de un adalid del bando victorioso, se sumerge de lleno en una investigación que le revela el punto de vista de “los otros”, los que perdieron, los que fueron silenciados.

Con la perfección de los grandes maestros del género, recuperando las pautas de las mejores novelas policiacas, Guillermo Galván construye en Antes de decirte adiós una notable obra de suspense que sorprende por su inmediatez y su frescura, con un soberbio ritmo narrativo y un dominio del lenguaje que atrapa desde las primeras páginas. Un retrato de hondo lirismo y rigurosa documentación de una época difícil de nuestra historia que induce a la reflexión sobre el incesante efecto del pasado sobre el presente.

La editorial SUMMA, ha encuadrado el libro en su colección de Historia aunque el autor, al presentar su obra en Valencia, aseguraba que “por contenido, estamos ante una novela negra, de intriga, con un cierto carácter épico en su primera parte. En cualquier caso, y como he intentado hacer en otras novelas, existe un claro intento de recuperar el pasado para explicar el presente ya que nuestras vidas están marcadas tanto por los que hemos hecho como por lo que hacemos en cada momento. Siempre he tratado de utilizar los acontecimientos históricos como telón de fondo y expongo una clara mirada de simpatía hacia los perdedores”.

En los días previos al final de la Guerra Civil el joven soldado Matías Cabedo, acusado injustamente de quintacolumnista, recibe el encargo de su superior de viajar a Madrid junto con otros hombres del batallón disciplinario en el que está recluido con la misión secreta de recuperar el cadáver de Anselmo Carrachano, viejo profesor del presidente Azaña. A bordo de una falsa ambulancia, un variopinto grupo formado por tres soldados, un sargento y un teniente, además del propio Matías, se dirigirán a un Madrid a punto de ser tomado por las tropas nacionales.

En 1961, Dimas Tallón, policía destinado en la madrileña Brigada de Extranjería y díscolo hijo de un notario destacado miembro del Régimen, recibe la petición de Mercedes Dávila, atractiva mujer y futura suegra de su hermano menor Rodrigo, de investigar los citados acontecimientos, conocidos por ésta a través del manuscrito de una novela que ha llegado a sus manos de forma anónima. A pesar de su reticencia inicial, Dimas leerá la novela y comenzará a investigar los sucesos que recoge, descubriendo que tanto éstos como los personajes que aparecen fueron totalmente reales. Explica Guillermo Galván que “Matías y Dimas tienen un claro paralelismo; son víctimas de sus circunstancias y de los acontecimientos exteriores. Uno es acusado de quintacolumnista, sin serlo, y el otro reniega de su padre, franquista como tantos otros de aquella época”.

En Antes de decirte adiós, Guillermo Galván desarrolla su intriga en dos momentos de nuestra historia -y de la historia- cuyo conocimiento, nos guste o no, resulta capital para poder siquiera vislumbrar el punto de partida del torbellino que ha caracterizado la primera década del siglo XXI: la Guerra Civil, “aquel desencuentro materializado en sangre que, como lazo invi­sible, cuelga de nuestra memoria y se despliega a través de generaciones”, y el comienzo de la década de 1960, ese punto de inflexión que revolucionó el mundo occidental y que logró traspasar el tamiz de la estructura sociopolítica franquista anunciando leves esperanzas. “Los personajes -desvela Guillermo Galván- son ficticios, aunque contienen retazos, detalles, aspectos de personas que sí que existieron o que, al menos, pudieron existir. La primera parte de la historia es totalmente ficticia pero la segunda, (la relacionada con la OAS), está basada en anécdotas y situaciones reales que nadie había intentado investigar hasta ahora”.

Dos bloques enfrentados se toman el pulso en un aparente equilibrio de fuerzas, aunque algunas señales alarmantes parecen inclinar la balanza hacia un lado: Yuri Gagarin ha dado la vuelta a la Tierra tomando la delantera en la carrera espacial, Argelia se debate sin tregua por su independencia y el joven régimen castrista resiste con firmeza los zarpazos de su poderoso enemigo del norte. Y España mientras tanto asiste a esos acontecimientos inmersa en su contradicción; las antiguas potencias enemigas son ahora las defensoras que ponen “freno a la revolución atea”, Kennedy es “un demócrata, con lo que esa palabra tenía de sucio y perver­tido”, pero ante todo se trata “de un católico” enfrentado a “eso que llamaban el comunismo internacional”.

Con este trasfondo Dimas Tallón, perfecto arquetipo de policía desencantado, cerrado a todo mensaje de sentimiento patriótico (“Patriotismo. Patriota. Cada vez que escuchaba esas palabras se le revolvían las tripas […] en un instante comprendió que quien es capaz de des­trozar el fruto de su talento en virtud de eso que llamaban patrio­tismo, quien en nombre de un concepto tan grosero derrama lamparones de tinta sobre una obra maestra, puede con igual fa­cilidad verter sangre humana sobre la tierra”), acomete con pereza la investigación de unos hechos que le resultan ajenos, carentes de interés, motivado tan sólo por el vínculo con su hermano menor, única persona capaz de despertarle un sentimiento cálido y sincero. Poco a poco, sin embargo, la historia que va hilvanando lo atrapa sin remedio, sus protagonistas van tomando cuerpo y sus vivencias llevan a Dimas a enfrentarse a una realidad que el desengaño había relegado a un último plano de su existencia.

Antes de decirte adiós es sobre todo el relato de unas vidas marcadas por acontecimientos que tienen lugar de manera implacable, que dominan sus destinos y los desvían sin remedio. Veintidós años separan los dos momentos históricos que estructuran la novela, pero las vivencias de sus personajes diluyen la distancia y funden los contextos; el pasado pervive en el presente y sólo la búsqueda de sus huellas puede dotar de coherencia al conjunto. Por su minuciosa labor de documentación, la frescura de sus descripciones y diálogos, la firme construcción de la trama, la cercanía de sus grandes temas de fondo, Antes de decirte adiós está destinada a convertirse en una obra de
referencia y confirma a Guillermo Galván como uno de los más destacados autores contemporáneos.


Sobre el autor

Nacido en Valencia en 1950, Guillermo Galván cursa sus primeros estudios y el bachillerato en Madrid, donde comienza la carrera de ingeniería aeronáutica, que abandonará finalmente por el periodismo. Ejercerá la profesión de periodista de forma continuada durante más de 35 años, desarrollados en su mayor parte en la agencia Efe, donde desempeñará, entre otras, labores de reporterismo, edición, información política y sociolaboral y dirección, siendo su actividad más reciente la de redactor jefe del departamento de Radio. Asimismo, ha trabajado y colaborado en diversos medios escritos y radiofónicos como Radio Juventud, diario Arriba, Publicaciones Controladas, S.A. y En Punta, una de las primeras revistas de comunicación de nuestro país, donde fue subdirector y director en funciones.

A mediados de los años ochenta formó parte, como redactor jefe y subdirector, de la plantilla de la emisora autonómica Onda Madrid durante sus dos primeros años de existencia. Participó en diversos trabajos colectivos de investigación, como Operación Moisés, por el que obtuvo junto al teólogo Juan José Tamayo Acosta en 1976 el premio Vida Nueva; y Panfletos y prensa antifranquista clandestina perteneciente a la colección “Historia secreta del franquismo” publicada en Madrid por Ediciones 99 en el año 1977. Igualmente, es autor de relatos breves en obras colectivas como Muelles de Madrid, Cuentos solidarios III, ambos de 2003, y La Translatio Xacobea y Literaria, de 2007.

En 1998 se decide a abordar su faceta narrativa en solitario con su primera novela, La mirada de Saturno, por la que obtiene el Premio Tiflos de la Fundación ONCE (1999). A esta obra le siguieron El aire no deja huellas, finalista del IV Premio de Novela Negra Rodrigo Rubio de la Diputación de Albacete (2001); Aislinn (Sinfonía de fantasmas), ganadora del IV Premio Río Manzanares del Ayuntamiento de Madrid (2002) y finalista del XIII Premio de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios; De las cenizas, ganadora del XXIII Premio Felipe Trigo de novela del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena (2003), cuya versión cinematográfica se estrenó, con el título de Vorvik, en el Festival de Cine de Málaga de 2005, y comercialmente en agosto del mismo año; y Llámame Judas, ganadora del VIII Premio Alfonso VIII de la Diputación de Cuenca (2005), y finalista de los premios de la Crítica Valenciana (2007).

Print Friendly, PDF & Email
Share