Destinos País Vasco, verdes por naturaleza

Vitoria, 05/04/2012
Con la primavera, los recursos naturales de Euskadi constituyen el escenario perfecto para disfrutar de actividades al aire libre. Desde los paseos a la orilla del mar, que permiten contemplar sistemas dunares de incalculable valor ecológico, hasta los senderos que conducen hasta las cimas de emblemáticos montes, pasando por los románticos parques que salpican sus ciudades, los enclaves que conforman Destinos País Vasco se visten de verde para recibir al viajero amante de la naturaleza.

En un paraje mágico de la costa guipuzcoana, Zarautz recibe al visitante con la playa más larga de Euskadi, frecuentada por los aficionados al surf de todo el mundo. Una popularidad que convive con la correcta conservación del entorno natural de Iñurritza, un sistema de marismas y dunas protegidas bajo la figura de biotopo, y que constituye uno de los ecosistemas costeros mejor preservados del País Vasco. Una pasarela de madera, cuidadosamente integrada en el entorno, permite visitar las dunas y apreciar la curiosa vegetación que crece sobre ellas, así como las numerosas aves que han encontrado aquí su hogar.

Sin perder de vista el Cantábrico, la Bahía de Txingudi, que da cobijo a Hondarribia e Irun, también alberga espacios naturales que merece la pena descubrir con calma. Allí donde el Bidasoa se une al mar, el conocido Camino de la Bahía permite disfrutar de unas panorámicas espectaculares de este último rincón de la costa vasca, justo antes de pisar suelo francés. En este sentido, los amantes de la ornitología encontrarán su pequeño paraíso en el Parque Ecológico de Plaiaundi y Marismas de Jaizubia, donde se pueden observar hasta el 60% de las especies de aves que habitan la Península Ibérica. Y todo ello, aderezado por una completa red de senderos que recorren tanto el municipio de Hondarribia como el de Irun.

Ya en San Sebastián, Capital Europea de la Cultura 2016, además de su afamada Playa de La Concha, el viajero puede recorrer a pie buena parte de la ciudad y su entorno a través de diversos senderos señalizados, como el que recorre su línea costera, el que asciende hasta el emblemático Monte Igeldo, sin olvidar el que asciende hasta el Monte Urgull y que, entre pintxo y pintxo, permite disfrutar de una perspectiva diferente de la Bahía de La Concha.

Tampoco se queda atrás Bilbao que, a pesar de su histórica tradición de ciudad industrial, hace ya algunos años que supo reciclarse y recuperar espacios para beneficio de la sociedad y la naturaleza. La mejor muestra, sin duda, se encuentra en la ría, recuperada e integrada ahora en un entorno urbano vanguardista y respetuoso con el medio ambiente, junto a los parques históricos de la urbe, como el de Doña Casilda –construido en 1907-, o el Parque Europa, de estilo romántico, que suman casi 200.000 metros cuadrados de extensión.

Finalmente, la ciudad verde por excelencia, Vitoria-Gasteiz, ‘European Green Capital 2012’, está demostrando a todos sus visitantes el porqué siempre ha figurado entre las ciudades con mayor calidad de vida del continente. Y la mejor forma de comprobarlo es paseando en bicicleta o caminando por el Anillo Verde que rodea la ciudad y que está integrado por seis grandes parques, muchos de los cuales hasta hace sólo unos años eran terreno industrial. Hoy, la naturaleza ha ganado la partida en Vitoria-Gasteiz y, por ejemplo, es posible practicar el avistamiento de aves en los Humedales de Salburua, a escasos metros del centro de la ciudad, y llegar de un punto a otro haciendo uso de tranquilos y seguros itinerarios peatonales y carriles bici.

Print Friendly, PDF & Email
Share