El Hospital Clínico inicia la Hemodiálisis Domiciliaria

El Hospital Clínico inicia la Hemodiálisis Domiciliaria
Valencia, 26/01/2015
El Servicio de Nefrología del Hospital Clínico Universitario de Valencia ha puesto en marcha un programa de Hemodiálisis domiciliaria para pacientes con enfermedad renal crónica que requieren un tratamiento sustitutivo renal.

De momento se va a iniciar con un paciente de 25 años, que hasta el momento tenía que desplazarse tres veces por semana al hospital para someterse a este tratamiento.

La hemodiálisis es un tratamiento de sustitución renal que tiene como función suplir, en parte, la función de los riñones en aquellos casos en que una patología impide su correcto funcionamiento. La principal función de los riñones es la de filtrar la sangre y eliminar los desechos y lo que el cuerpo no necesita, cuando los riñones fallan, es necesario un tratamiento que haga esta función, como es la diálisis.

Tal y como explica la Dra. Mª Jesús Puchades, especialista en Nefrología del Hospital Clínico, “Este programa lo vamos a poner en marcha con un paciente joven, que ya realizaba la diálisis peritoneal en su domicilio, pero tuvo que iniciar la hemodiálisis y para ello se debía desplazar tres veces por semana al hospital en sesiones que duraban un mínimo de cuatro horas, con la incomodidad que ello conlleva, especialmente en una persona joven. Le ofrecimos la posibilidad de formar parte de este programa domiciliario y aceptó“.

Para poder sumarse a este programa es necesario un entrenamiento previo en el Hospital por parte del personal y además es necesario que el paciente cuente con ayuda familiar en el domicilio, por lo demás todo son ventajas”. “El entrenamiento en este caso ha sido de dos meses de duración, ha sido fácil y se ha hecho junto a la enfermera del Servicio Mª Paz Alcañiz“, añade la Dra. Puchades.

El hecho de evitar desplazamientos al Hospital, la posibilidad de adaptarse a las circunstancias personales y laborales de cada paciente y la posibilidad de hacer alguna hemodiálisis extra, son algunas de las ventajas que conlleva esta opción domiciliaria. Según explica la Dra. Puchades los candidatos a este tipo de programa son pacientes que se sientan motivados e implicados en su tratamiento. Estos pacientes deben saber que cuentan en todo momento con conexión con el hospital, donde además seguirán acudiendo a sus controles habituales.

El jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Clínico, por su parte explica que “Si el tratamiento se realiza en casa, ya no hay que regirse a los horarios del centro, con los que el paciente cuenta con más libertad. Además, el hecho de que en casa de pueden llevar a cabo más sesiones y más cortas repercute en beneficios para sus salud, ya que se ha demostrado que menos intervalo entre una sesión y otra, comporta beneficios tanto clínicos como en calidad de vida“.

Print Friendly, PDF & Email
Share