Murviedro despide la Semana de la Moda con un maridaje perfecto

Valencia, 06/02/2010
La popular actriz Rossy de Palma, que fue la encargada de entregar los galardones de la octava edición de Valencia Fashion Week, la modelo hispano-alemana, Carla Crombie, premio a la modelo revelación en la última edición de Cibeles junto con las diseñadoras Nona y Tonuca, fueron algunas de las mujeres que se dejaron seducir por el Alba de Murviedro.

La diseñadora madrileña, Maya Hansen, que tuvo en los corsés desestructurados y los pantalones de montar su toque de distinción clausuró una semana de la moda repleta de un gusto variado y exquisito

Bodegas Murviedro cierra su cuarta edición de apoyo a la moda valenciana con un brindis multitudinario por el futuro de los diseñadores y la moda valenciana. La popular actriz Rossy de Palma fue la encargada de entregar los galardones de la octava edición de Valencia Fashion Week. El premio Revlon al mejor diseño de peluquería fue para el desfile del diseñador Alejandro Sáez de la Torre y su colección “Confrontación”.

La bodega que ha participado en las últimas cuatro ediciones con el patrocinio del ‘Kissing Área’, un espacio de encuentro que reúne al finalizar los desfiles a diseñadores, modelos e invitados VIP, destaca la espectacularidad de la última jornada en la que diseñadores de la talla de Ion Fiz, la enigmática Nona o la alegre Tonuca mostraron su mejor saber hacer y brindaron al unísono por la moda valenciana.

Mientras Ion Fiz, que inauguró la última jornada, apostó por las faldas drapeadas y tableadas en tonos tostados, crudos, negros y rosa ahumado con talle de cintura alto; Tonuca lució una pasarela más urbana o real con terciopelo para faldas y vestidos y raso para pantalones en negro, al tiempo que mostró vestidos y faldas muy voluminosas. Noelia Navarro (Nona) centrada siempre en su favorito negro eligió la franela como único tejido. La madrileña Maya Hansen destacó por sus corsés desestructurados y un desfile muy visual con accesorios de colorido variado en la gama de ocres, marrones, granates y verde billar.

Como colofón, no pudo faltar un apetitoso catering que configuraba un maridaje perfecto, entre el valor estético y renovador ofrecido por el Alto de Colón y los excelentes e innovadores vinos de Bodegas Murviedro, su exitoso blanco afrutado inspirado en gustos femeninos, Alba de Murviedro, su selecto tinto Murviedro Reserva y para finalizar el premiado Cava Luna de Murviedro.

Print Friendly, PDF & Email
Share