Propiedades de la remolacha y una receta sana: un gazpacho

RemolachaMi amiga Tina Fernández, de Catering La Despensa, nos ha enviado una deliciosa receta a base de remolacha: un gazpacho. Además, nos informa de las propiedades altamente beneficiosas de este delicioso alimento. Aquí lo tenéis:

En esta ocasión os vamos a hablar de la remolacha o Beta vulgaris,  una planta originaria del sur de Europa y de más consumo en Italia.

La remolacha es una hortaliza a incluir habitualmente en nuestra dieta: es muy energética y muy aconsejado su consumo en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia, debido a su alto contenido en hierro, también es rica en azúcares, vitaminas C y B, potasio y carotenos.

Vamos a detallaros algunas de sus propiedades de la remolacha:

  • Beber zumo de remolacha ayuda a reducir la presión arterial
  • Mejora el rendimiento en los ejercicios
  • Posee folatos que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico 
  • La remolacha es apropiada en la dieta de la embarazada gracias a su contenido en folatos que asegura el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación
  • Las remolachas también tienen alto contenido de fibra, soluble e insoluble. La fibra insoluble ayuda a mantener su tracto intestinal trabajando bien, mientras que la fibra soluble mantiene sus niveles de azúcar en la sangre y colesterol controlados
  • En sus hojas abunda el beta-caroteno y minerales como el hierro y el calcio, por lo que son fundamentales en dietas para mejorar la anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia
  • Posee propiedades depurativas de gran valor, ya que estimula las funciones hepática, intestinal y renal, agilizando la expulsión de toxinas y desechos. No son aconsejables en personas que tienen predisposición a formar cálculos en el riñón de oxalato de calcio, por lo que deben restringir el consumo de remolacha de su alimentación.
  • Las hojas de la remolacha son una fuente excelente de vitamina A y las raíces (remolachas) son una buena fuente de vitamina C
  • La remolacha tiene vitaminas del grupo B, por ejemplo la vitamina B2 o riboflavina se relaciona con la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos y colabora en la producción de energía y en el mantenimiento del tejido epitelial de las mucosas, mientras que la niacina o vitamina B3 colabora en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía. La vitamina B6 participa en el metabolismo celular y en el funcionamiento del sistema inmunológico
  • Los carotenoides que se encuentran en las hojas de la remolacha ayudan a prevenir ciertos canceres. ¿Para qué sirven los carotenos?
  • Los B carotenos son precursores de la vitamina A. Esta vitamina tiene propiedades antioxidantes, que reduce la aparición de enfermedades como el cáncer, ateroesclerosis, envejecimiento prematuro, problemas de piel, etc.
  • Asimismo, los B carotenos mantienen sanos el cabello, la piel y las uñas. Así como también, mejora la falta de visión o la ceguera nocturna
  • Por otra parte, los licopenos son, también, antioxidantes naturales que ayudan a reducir el colesterol, los triglicéridos y cierto tipo de cáncer como el cáncer de próstata, pulmón, estómago, etc.

Cómo consumir la remolacha

Es aconsejable comerla cruda en ensalada o hervida por nosotros ya que mantendremos mejor sus propiedades. También es ideal tomarla en zumo con alguna fruta como la manzana o con alguna hortaliza como la zanahoria.

Nosotros os proponemos un gazpacho de remolacha muy apropiado para el verano que se nos acerca, puedes elaborar para un par de día y siempre tener en la nevera.. a cualquier hora apetece y sabes que estás consumiendo un montón de vitaminas. Aquí va mi receta:

GAZPACHO DE REMOLACHA

Ingredientes

  • 500 g de tomates maduros
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pepino
  • 500 g de remolacha hervida
  • 1 Diente de ajo
  • 100 g de pan
  • Sal
  • Vinagre
  • 100 ml aceite de oliva
  • Agua  

Elaboración

  • Pelamos el pepino y el diente de ajo
  • Ve troceando las verduras en un bol, no hace falta que las cortes en trozos pequeños
  • Cuando estén todas troceadas, le echas el pan, cortado en trozos también
  • Pones sal al gusto
  • Le echas un vaso de agua, un buen chorro de vinagre y el aceite de oliva y lo remueves todo bien
  • Lo introduces en la batidora para triturarlo, o puedes utilizar una batidora de brazo y triturarlo en el mismo bol
  • Lo viertes en una jarra y lo pones en la nevera, un par de horas

Mientras se enfría puedes preparar la guarnición, cebolla, pepino, tomate y pimiento verde todo bien picado fino, también puedes poner tostones de pan frito. Que aproveche!

Print Friendly, PDF & Email
Share