El VEO proyecta el sueño artístico del funambulista que cruzó las Torres Gemelas

Valencia, 17/02/2010
El Festival VEO, organizado por el Ayuntamiento de Valencia a través de la Fundación VEO, apuesta por el auge del documentalismo con la proyección de Man on Wire, el apasionado retrato de un ser humano que conquistó más espacios físicos y espirituales que el resto de los mortales.

Man on wire narra el asombroso recorrido por la locura, la temeridad y el indómito ingenio del joven funanbulista francés Philippe Petit, que el 7 de agosto de 1974 cruzó sobre un cable el espacio que separaba las por entonces en construcción y hoy extintas Torres Gemelas de Nueva York.

La mirada cinematográfica de James Marsh se detiene en la hazaña de Petit, una proeza que fue catalogada por los medios de comunicación de la época como “uno de los mayores crímenes artísticos de la historia de la humanidad”, y lo hace a través de material de archivo, reconstrucciones y entrevistas con el propio equilibrista y los colaboradores que le ayudaron a burlar la vigilancia de las Torres Gemelas, urdir su plan y crear este magnífico espectáculo.

Después de caminar por un cable de acero durante una hora por encima de las calles de Manhattan, el equilibrista francés de 23 años fue arrestado por la Policía por allanamiento y desorden público, examinado psicológicamente y encarcelado. En el informe del arresto, en la sección “detalles de la denuncia”, el policía apunta simplemente “Man on wire”. Finalmente, todos los cargos contra Pettit fueron sobreseídos a cambio de que realizara un número de malabarismos para los niños en Central Park y la autoridad portuaria le concedió un pase VIP para el Observatorio del World Trade Center “Válido de por vida”.

La historia de este insólito reto, de esta creación artística sin precedentes, la dejó escrita el propio Petit en su libro Alcanzar las nubes, obra en la que se basa la película de James Marsh. “Paseo de un lado al otro del cable, hacia delante y hacia atrás. Miro orgulloso al vacío, mi imperio. Mi destino ya no me hace conquistar las más altas torres del mundo, sino más bien el abismo que protegen. Esto no se puede medir…”.

El documental podrá verse el miércoles 17 y jueves 18 de febrero en la sala de proyecciones del IVAM a las 21:30.

Print Friendly, PDF & Email
Share