Solidaridad y Ciudadanía, a través de Fundar, ofrece la exposición “Ana Frank: una historia vigente”

Ana Frank recorre los institutos de la Comunitat Valenciana

– Este proyecto está enmarcado en el proyecto de sensibilización “Solidaridad en el aula”.
– De marzo a abril visitará seis centros educativos, con 2.092 alumnos en total Blasco: “Las aulas tienen un papel esencial en conseguir una convivencia”.

Valencia, 07/03/2010
La conselleria de Solidaridad y Ciudadanía, a través de la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunitat Valenciana (Fundar), ofrece la exposición “Ana Frank: una historia vigente” que está recorriendo los centros educativos valencianos. La exposición se compone de 250 fotografías repartidas en 36 paneles: una ventana abierta al Diario de Ana Frank y a los hechos acaecidos en la Europa de su tiempo, de 1929 a 1945. La actividad se complementa con un vídeo de 27 minutos de duración, material educativo específico y un debate con el alumnado.

El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco ha explicado que “las aulas tienen un papel esencial en la integración de las personas inmigrantes y en conseguir una convivencia tolerante y constructiva con las distintas culturas. Por eso, desde el Consell apostamos por acciones que impliquen a los jóvenes estudiantes en el fomento y el desarrollo de valores como la solidaridad, el respeto y los Derechos Humanos”.

“El objetivo de esta exposición y de la campaña ‘Solidaridad en el Aula’, en la que se enmarca, es sensibilizar y comprometer a la comunidad escolar en valores de integración y diversidad cultural, así como promover la participación y el compromiso social”, explica Rafael Blasco.

“Creemos que esta iniciativa va a tener un gran calado”, continúa Blasco, “porque la historia de Ana nos llega a todos, pero toca especialmente a sus iguales, los adolescentes que la conocen a través de esta exposición, porque es el testimonio de una joven en un mundo especialmente hostil y cruel y, sin embargo, un canto a la esperanza. Su diario, que recibió como regalo de su décimo tercer cumpleaños, nos traslada en el tiempo y el espacio, llevándonos a conocer su encierro, cómo lo vivió, cuál era su punto de vista, sus reflexiones y el deseo de que se publicara su historia”.

Ana Frank

Sesenta y cuatro años después de su muerte, la historia de Ana Frank, sigue siendo tan vigente como el día en que ocurrió. Es la historia de una adolescente que vivió en un tiempo, un lugar y un entorno hostil, en el que Adolf Hitler y su partido culpaban a los judíos de los problemas sociales y económicos, convirtiéndoles en chivos expiatorios, lo que le obligó a vivir escondida y finalmente provocó su muerte en un campo de concentración.

Su deseo se hizo realidad porque una de sus protectoras, Miep, conservó su diario y sus manuscritos y se los entregó, cuando confirmaron su muerte, a su padre, Otto Frank. Éste, destrozado tras conocer el horrible final de sus hijas, se mantuvo en pie para cumplir el deseo de su hija Ana y, hasta su muerte, en 1980, luchó para que su sufrimiento no fuera estéril, convirtió su refugio en un museo y decía a los jóvenes que le preguntaban: “espero que Ana pueda inspirarte para que en tu entorno puedas luchar, en la medida de lo posible, por la paz y el acercamiento entre los hombres”.

Desde que se incorporó a la campaña “Solidaridad en el Aula” de Fundar en 2008, la exposición “Ana Frank: una historia vigente” ha sido programada en 31 centros educativos de la Comunitat Valenciana, con un total de 11.489 alumnos, 2.092 de los cuales la conocerán de marzo a abril de este año. Además de los estudiantes, la muestra está abierta a padres, profesores y vecinos de los centros escolares.

El Diario de Ana Frank se agotó en las librerías
Durante el primer trimestre del curso escolar, de septiembre a diciembre de 2009, disfrutaron de la muestra 2.290 alumnos de seis centros educativos de Vila-Real, Valencia, Xàtiva, Alzira, Torrellano-Elx y Segorbe.

Según el profesorado de estos centros, la muestra removió las conciencias de los jóvenes estudiantes, además de recibir una gran afluencia de visitas externas al centro, provocando también que el “Diario de Ana Frank” se agotara en las librerías de su entorno.

El recorrido de la exposición continúa por Torrent, Puzol, Vila-Real, Castalla, Alzira y Picanya, donde se podrá visitar la exposición las próximas semanas.

Print Friendly, PDF & Email
Share