Más de 200.000 escolares ecuatorianos de Esmeraldas y Manabí no pueden volver a clase tras el terremoto

  • El gobierno de Ecuador eleva a 560 el número de instituciones educativas dañadas en las provincias de Esmeraldas y Manabí, las dos más afectadas tras el seísmo del pasado 16 de abril, y aún quedan 248 centros sin evaluar.
  • Desde el terremoto, Ayuda en Acción ha asistido a 759 familias de 26 comunidades rurales del cantón Muisne en la provincia de Esmeraldas, una de las 6 declaradas en estado de excepción.
  • Teresa Godoy (Ayuda en Acción) en Muisne: “Tras la ayuda de emergencia, la población ya tiene cubiertas sus necesidades básicas de alimentos y agua. Ahora toca reconstruir y necesitamos la colaboración ciudadana para ello”.

Más de 200.000 escolares ecuatorianos de Esmeraldas y Manabí no pueden volver a clase tras el terremotoMadrid, 03/05/2016
Dos semanas después del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter la normalidad aún no llega a las zonas más afectadas de Ecuador. En las provincias de Manabí y Esmeraldas, las que más daños han sufrido, más de 200.000 estudiantes no pudieron iniciar el curso escolar ayer, tal y como estaba previsto.

Según el reporte oficial de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), 560 instituciones educativas están dañadas, 166 de ellas de forma media y grave, y aún hay 248 centros más pendientes de evaluación. Desde el Ministerio de Educación prevén que el curso inicie el 4 de julio pero ello dependerá del ritmo al que progresen las labores de reconstrucción. Mientras tanto, han puesto en marcha el programa “Escuela para todos, juntos nos levantamos” con el que darán soporte socioemocional a los niños y niñas y se realizarán actividades recreativas.

Una de las numerosas escuelas afectadas es la de la Comunidad Pedro Carbo del cantón Muisne. Con daños parciales, ahora es un albergue temporal para cinco familias; en total, 25 personas, 4 de ellas menores de edad, conviven en lo que hasta el 16 de abril eran las aulas del colegio. “Tenemos una gran preocupación porque no contamos con la infraestructura básica para realizar las actividades docentes”, comenta Líder Loor Castro, maestro de este centro educativo.

Ayuda en Acción lleva desde el mismo día del terremoto dando respuesta a la emergencia en el cantón de Muisne, en la provincia de Esmeraldas, declarada en estado de emergencia junto con la de Manabí. Hasta el momento, hemos asistido a 759 familias -más de 3.000 personas- de 26 comunidades rurales de este cantón, a las que hemos entregando más de 1.300 kit con artículos de primera necesidad (kit de alimentos, higiene y limpieza, colchones y bidones de agua, entre otros).

Las necesidades básicas están cubiertas por el momento; no hay escasez de agua ni de alimentos pero sí nos preocupan las condiciones de salubridad de los albergues y, especialmente, la situación en la que se encuentran los menores; por eso ya estamos trabajando en la planificación de espacios seguros dentro de estos albergues para la infancia y las mujeres”, explica desde Muisne Teresa Godoy, responsable de la respuesta de Ayuda en Acción al terremoto de Ecuador.

Agradecemos mucho todas las donaciones que hemos recibido desde que abrimos nuestras vías de colaboración para la emergencia pero hacemos un nuevo llamamiento a la solidaridad para que no se olviden de Ecuador. Es ahora cuando más necesitamos la ayuda ciudadana para poder llevar a cabo las labores de reconstrucción y de reactivación de las actividades económicas; queremos que las personas afectadas vuelvan a tener una casa y medios de vida que garanticen sus ingresos”, concluye.

La voluntad de Ayuda en Acción coincide con el deseo de los afectados, como Narcisa Ortiz Bravo, madre de dos niños de 4 y 7 años, con los que vive en el albergue de la Comunidad El Limón de Muisne. “Aún estamos asustados por lo que sucedió, sobre todo los niños. Nos gustaría estar en nuestra casa pero quedó dañada por el terremoto y nos da miedo volver”.

Ayuda en Acción forma parte del equipo humanitario constituido para la emergencia de Ecuador, liderado por OCHA y ECHO (agencia de Naciones Unidas y de la Comisión Europea especializadas en ayuda humanitaria, respectivamente) y en coordinación constante con el Ministerio de Inclusión Económica y Social y el resto de organismos oficiales.

El seísmo de 7,8 grados de magnitud en la escala Richter que sacudió la costa noroeste de Ecuador el 16 de abril por la tarde (18:58 hora local) ha dejado hasta el momento 660 personas fallecidas, 4.605 personas heridas, 22.754 personas albergadas y el gobierno ecuatoriano ha ampliado el estado de excepción nacional decretado el pasado 16 de abril.

Las donaciones para apoyar a la población afectada por el terremoto pueden hacerse en http://www.ayudaenaccion.org/terremoto-ecuador, llamando al 900 85 85 88 y en los números de cuenta Banco Santander IBAN ES51 0049 0001 5422 1186 3029 y Caixa Bank ES35 2100 5731 7502 0020 1447.

Print Friendly, PDF & Email
Share