Más de la mitad de los usuarios de teléfono móvil esperan que sus dispositivos sean repelentes al agua, aunque 1 de cada 3 no lo son, revela un estudio

Congreso Mundial Móvil 2012, Barcelona

Más de la mitad de los usuarios de teléfono móvil esperan que sus dispositivos sean repelentes al agua, aunque 1 de cada 3 no lo son, revela un estudioBarcelona, 27/02/2012
La investigación internacional encargada por P2i, el líder mundial en tecnología de nano-recubrimiento repelente a líquidos, revela la demanda de que los dispositivos móviles sean repelentes al agua por defecto. Estos resultados llegan dado que cada vez más clientes ponen sus teléfonos en riesgo de humedad y daños por corrosión en sus actividades cotidianas.

La investigación descubrió que muchas personas tienen sus teléfonos móviles con ellas la mayor parte del día, hagan lo que hagan. Los españoles y los británicos son más propensos a llevar sus teléfonos móviles a un pub o a la cafetería (88 y 85 por ciento, respectivamente) que los franceses (67 por ciento), alemanes (60 por ciento) o americanos (56 por ciento), aunque fueron los americanos (12 por ciento) los más propensos a derramar alcohol en sus teléfonos.

El agua fue el vertido más común con una media del 30 por ciento de los encuestados confirmando que se les había caído en el teléfono móvil, seguido por el café (13 por ciento) y el té (8 por ciento) en segundo y tercer lugar. Sorprendentemente, los hombres fueron más propensos a verter café en su teléfono que las mujeres (16 y 11 por ciento, respectivamente).

En cuanto a los resultados de la encuesta, el Doctor Stephen Coulson, director de la tecnología producida por P2i dijo: “Los teléfonos móviles no solo son susceptibles a derrames accidentales en pubs o cafeterías. Reflejando el creciente papel que desempeñan en nuestras vidas, esta encuesta descubrió que como media los teléfonos son rescatados de la lluvia (64 por ciento), la nieve (59 por ciento) e incluso de la ducha (8 por ciento) y la sauna (3 por ciento), lo que supone un riesgo para el teléfono expuesto a la humedad que puede causar daños a largo plazo. Hay una demanda muy real para que estos dispositivos puedan ser compatibles con prósperos estilos de vida. Los teléfonos ya no se dejan en la mesa de la oficina, sino que nos acompañan allí donde vayamos“.

Cuando se trata de exponer un dispositivo móvil a los elementos externos como la arena y el mar, los españoles (77 por ciento) y los franceses (72 por ciento) son los más propensos a llevar sus teléfonos a la playa. Solo el 47 por ciento de los encuestados de Estados Unidos llevan sus teléfonos con ellos para sentarse a la orilla del mar.

El Doctor Coulson añadió: “No es una sorpresa que como media más de la mitad de todos los encuestados (51 por ciento) esperen que la protección para el agua se incluya como estándar cuando compren un teléfono móvil. Sin ello, los usuarios no solo necesitan evitar que el líquido entre en contacto con el teléfono sino tener que considerar el riesgo “oculto” de humedad que puede causar la corrosión, dañar el teléfono, sus componentes y, a menudo más importante aún, el contenido y los datos guardados en él“.

Cuando se pregunta qué aplicaciones podrían echar más en falta si su teléfono móvil dejase de funcionar, el Reino Unido es claramente un país de fanáticos del texto, con un 63 por ciento de los encuestados citando los mensajes de texto sobre cualquier otra función. Los descubrimientos de las otras naciones mostraron que la capacidad de llamar a otras personas era lo que más echarían en falta.

En el expositor 2E58, del Hall 2, en el Congreso Mundial Móvil, Barcelona, P2i mostrará su tecnología Aridion que aumenta drásticamente la fiabilidad de los dispositivos electrónicos protegiéndolos del agua y los daños por corrosión. Más de nueve millones de dispositivos electrónicos están ya protegidos por Aridion, incluyendo smartphones, tabletas y dispositivos auditivos.

Print Friendly, PDF & Email
Share